Rescate ambulancia

Madre primeriza: consejos y cuidados en el embarazo

11/05/2022

Comparte
este contenido

Compartir Compartir Compartir

La noticia de ser mamá por primera vez para muchas mujeres puede traer mucha felicidad. Sin embargo, para otras también podría generar una situación de ansiedad y temor por las expectativas, dudas, preocupaciones y miedos. Para ayudarte con aquella incertidumbre, te dejamos algunos consejos para tu cuidado y el del recién nacido.

Ser mamá es una de las experiencias más significativas en la vida, sobre todo, cuando se tiene el primer embarazo, ya sea por los cambios físicos y emocionales que se experimentan, como también por la espera de la llegada del recién nacido.

¿Cuáles son los cuidados que deben considerar las madres, tanto para ella como para el hijo o hija que está por llegar?

“La primera recomendación para la mamá es que acuda regularmente con su ginecólogo o ginecóloga y realice sus controles prenatales, de esta manera podemos ir revisando el estado de salud de ella y ver la evolución y/o crecimiento de la guagua”, enfatiza la Dra. Camila Bunel, gineco-obstetra de UC CHRISTUS.

Muchas sensaciones, cambios físicos y emocionales va a sentir la madre primeriza durante su embarazo. Muchas, que son normales durante la primera etapa del embarazo, por ejemplo: tener sueño, náuseas, vómitos, dolor leve o molestias en la parte baja del abdomen o mayor sensibilidad en las mamas. Y, por otra parte, también se presentarán algunas variaciones emocionales, tales como: tristeza o felicidad, sentir temores o inquietudes, entre otras.

La doctora Bunel cuenta que “durante el segundo y tercer trimestre los cambios de la mujer están relacionados con lo físico, en el que se aprecia un mayor cansancio, reflujo o acidez, constipación, dolor de espalda, mayor frecuencia para orinar y muchas otras cosas más. Lo importante es que la madre sepa que es esencial asistir al control médico, ya que existen opciones para manejar las molestias propias del embarazo tales como kinesioterapia prenatal, psicoterapia perinatal, etc.”.

También destaca la importancia de tener claridad dónde va a tener el parto para reducir los riesgos durante el embarazo: “las mamás, idealmente, deben elegir un lugar seguro que cuente con los servicios mínimos para hacer frente a una emergencia del parto, tales como: UCI neonatal, banco de sangre, ginecólogo y anestesiólogo de turno 24/7. Eso, es uno de los grandes ‘plus’ que tenemos en UC CHRISTUS”. Por eso, se enfatiza en la constancia de realizar los controles prenatales, puesto que la madre primeriza debe saber identificar cuándo ir a una urgencia, por ejemplo, el caso del sangrado genital en cualquier momento del embarazo.

Algunos consejos del cuidado durante el embarazo:

  1. Estar embarazada no es sinónimo de estar enferma.

    Si no tienes una restricción por parte de tu médico tratante, mantén tus actividades de manera normal, asimismo con la actividad física. Solo evita los deportes que incluyan saltos o de alto impacto, aumento excesivo de temperatura corporal o alzamiento de grandes pesos que pueden dañar tu piso pélvico.
  2. Dormir bien es clave.

    Es probable que sientas mayor cansancio por lo que es importante aprovechar los primeros meses, puesto que al crecer el vientre será más difícil encontrar una postura cómoda.
  3. Mantén el cuidado de tus pies.

    Usa un calzado cómodo y deja de lado los altos. Además, trata de evitar estar mucho tiempo en la misma posición para ayudar la circulación sanguínea, de esta manera, mejorará la retención de líquidos como también disminuirá la hinchazón de pies y tobillos.
  4. Sigue con tu vida sexual normal.

    Siempre que no existan contraindicaciones, como sangrado o amenaza de un parto prematuro.
  5. Alimentación, nutrición y cuidado en el peso.

    Alimentarse saludablemente y balanceado para una persona y no comer por dos. La dieta debe incluir alimentos de todos los grupos: lácteos, carnes, pescados, huevos, cereales y legumbres. Además de consumir 8 a 10 vasos de agua al día para una buena hidratación. También se puede tener un embarazo saludable siendo vegetariana o vegana, pero requerirás seguimiento nutricional y suplementación adecuada.
  6. Cuida tu piel.

    Durante el embarazo la madre puede sufrir alteraciones como la hiperpigmentación, debido a las hormonas que se activan en este período. Para esto es fundamental aplicar factor solar para evitar manchas y quemaduras.
  7. Evitar consumo de alcohol, tabaco y drogas.

    Existe una exposición de los bebés a múltiples riesgos, incluyendo el parto prematuro, el retraso del crecimiento, del desarrollo, malformaciones, entre otras.
  8. En caso de sangrado vaginal,

    debe acudir y consultar inmediatamente a un centro de urgencia.

Además de estos consejos es de gran relevancia tener ciertos cuidados extras. “Tanto como para la madre primeriza como para la que no lo es, deben durante este proceso tomar suplementos de ácido fólico durante el primer trimestre para que el bebé tenga un correcto desarrollo en el embarazo”, enfatiza la Dra. Bunel. Además de comer alimentos con fuente rica en calcio para ayudar a los huesos (3 porciones de lácteos al día). Como también, consumir hierro para que el cuerpo fabrique hemoglobina, el componente de los glóbulos rojos encargado de transportar oxígeno. Y, por último, evitar alimentos que pueden transmitir infecciones, tales como carnes crudas, lácteos sin pasteurizar, fiambres poco cocidos y huevos crudos.

Comparte

Compartir Compartir Compartir

Síguenos en nuestra cuenta de Instagram ucchristus

SÍGUENOS

UBICACIONES

Mapa2