Rescate ambulancia
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z
C

Cáncer cérvico uterino

¿Qué es?

El cuello uterino, llamado también cérvix, es el canal que conecta el útero con la vagina.
Los tumores en el cuello del útero pueden ser benignos o malignos. Entre los tumores benignos están los pólipos, quistes o verrugas genitales. Rara vez ponen en peligro la vida de la paciente y no invaden los tejidos cercanos. Los tumores malignos, en cambio, pueden invadir otros tejidos y órganos cercanos y si no es diagnosticado y tratado a tiempo puede causar la muerte.

¿Por qué se produce?

En la actualidad se sabe que un factor de riesgo importante es la infección por el virus del papiloma humano (VPH), que se transmite por contacto sexual. Algunos tipos de VPH pueden producir cambios en las células del cérvic. Si esos cambios se detectan tempranamente es posible prevenir el cáncer al extraer o destruir las células alteradas antes de que se conviertan en células cancerosas. En el mercado existe una vacuna eficiente para proteger de la infección por este virus, la que debe idealmente ser suministrada antes del inicio de la vida sexual en la mujer.
Es muy importante que todas las mujeres que han iniciado su vida sexual se realicen periódicamente el examen llamado Papanicolau, que permite detectar alteraciones celulares en sus inicios.
Además se sabe que hay otros factores que aumentan el riesgo: el consumo de tabaco, un sistema inmunológico debilitado, el tener múltiples parejas sexuales, entre otros.

Síntomas

En sus etapas iniciales, el cáncer cervico uterino no causa síntomas. Cuando el tumor ha crecido, las mujeres pueden notar uno o varios de los siguientes síntomas:
- Sangrado vaginal anormal
- Sangrado que ocurre entre los períodos menstruales regulares
- Sangrado después de relaciones sexuales, de un lavado vaginal o del examen pélvico
- Periodos menstruales más prolongados y más abundantes que antes
- Sangrado después de la menopausia
- Mayor secreción vaginal
- Dolor pélvico
- Dolor durante las relaciones sexuales

Estos síntomas pueden ser causados por infecciones u otros problemas de salud. Sólo un médico puede determinarlo con seguridad. Si usted tiene alguno de estos síntomas, visite a su ginecólogo.

¿Cómo se diagnostica?

El mejor método diagnóstico disponible es el llamado Papanicolau o Pap, un examen que se usa para examinar las células del cuello del útero. Este examen se toma durante la consulta con su ginecólogo, quien tomará una muestra de células que luego serán examinadas al microscopio en el laboratorio de anatomía patológica. Si los resultados son anormales, su médico podrá sugerirle otras pruebas entre las que se cuentan la colposcopía y la biopsia.

¿Cómo se trata?

Las mujeres con cáncer cervical tienen muchas opciones de tratamiento: cirugía, radioterapia, quimioterapia o una combinación de métodos. La selección de tratamiento depende principalmente del tamaño del tumor y de si el cáncer se ha diseminado. Su médico puede explicarle las opciones de tratamiento, los resultados esperados de cada una y los efectos secundarios posibles.

UBICACIONES

Mapa2