Rescate

Centro de Manejo del Dolor

El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada a una lesión real o potencial en alguna parte de nuestro cuerpo. Así lo define la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor.

Más allá de lo concreto, en la percepción del dolor es importante incorporar las características personales de quien lo experimenta, su conocimiento socio-cultural del dolor. Su expresión puede variar entre una cultura y otra o entre regiones o familias del mismo país. También es relevante la disposición afectiva ya que una persona puede reaccionar de distinta manera en un ambiente en el que se sienta seguro y contenido que en uno en el que el descontrol domine la situación.

Habitualmente, el dolor es causa de incapacidad y una de las primeras razones que nos llevan a consultar con el médico. Y aunque no hay muchos datos concretos, en el mundo hay estudios estadísticos que muestran que entre el 11% y el 40% de las consultas médicas son por dolor.

En Chile, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2010-2011, el dolor por causa músculo-esquelética está presente en el 41.1% de las personas mayores de 17 años y cuando se considera solo dolor moderado o severo, la cifra desciende a 34.3%. En los hombres, el dolor se evidencia en un desarrollo progresivo y lineal mientras que las mujeres presentaron un aumento de dolor entre los 30 y los 50 años tras lo cual se mantiene una estabilización. Luego, el dolor descendería.

El dolor se define según su duración y la sensación que cada persona experimenta.

DOLOR AGUDO

La mayoría de las veces el dolor tiene una causa fácilmente identificable. Si tu hijo se golpea, podrás aplicar hielo que actúa como anal´gesico y anestésico y es un potente antiinflamatorio porque disminuye el flujo de sangre hacia la zona afectada. Por eso, se indica -por ejemplo- en casos de esguinces, inflamaciones y contusiones.

Si es una fractura o un cólico renal, por ejemplo, los médicos también podrán responder prontamente. Eso es lo que los expertos llaman “dolor agudo". Por lo general tiene una duración inferior a seis meses. Por ejemplo, después de una cirugía.

El dolor agudo puede ser una experiencia muy intensa y convertirse luego en un dolor crónico si se mantiene por un periodo superior a los tres meses.

DOLOR CRÓNICO

Ante un dolor agudo, reaccionamos con un grito que es reconocido por nosotros y quienes nos rodean. Es una voz de auxilio, que pide ayuda urgente, implícita e inmediata. El lenguaje del dolor crónico, sin embargo, es el silencio. Se mantiene en un terreno íntimo, alejado de lo social.

En el caso del dolor crónico, generalmente la causa desencadenante no es precisa y, en ocasiones, tampoco demostrable.

El dolor crónico es un dolor vehemente y penetrante que puede permanecer durante largos periodos, altera la vida coitidiana y cierra las puertas al disfrute social y bloquea proyectos y deseos. Además, cambia el tono de las emociones y los afectos.

Existe una suerte de desarrollo social del dolor. El curso de una enfermedad involucra prestación y procesos propios en los servicios de salud. En el caso del dolor crónico hay que considerar que los servicios de salud están diseñados, generalmente, para enfermedades de corta duración. En consecuencia, el cuidado y asistencia es casi siempre asumida por las personas más cercanas.

Nuestro trabajo está orientado a proveer alivio del dolor de pacientes de Red de Salud UC CHRISTUS a través de una atención completa para el control del dolor físico, psicológico, social y familiar.

  • Aspiramos a estar altamente calificados, ser reconocidamente competentes por nuestros pacientes y pares.
  • Asegurar una atención oportuna y eficaz, segura, con continuidad del servicio.
  • Nuestro objetivo es ser una plataforma que organice de manera coordinada y sistemática el ingreso de pacientes con cuadros de dolor agudo y/o crónico a nuestro centro y a nuestra Red, para su diagnóstico, posterior tratamiento y seguimiento, en el ámbito ambulatorio e intrahospitalario.
  • Buscamos asegurar la continuidad de cuidado y la excelencia en la atención del paciente en todas sus dimensiones (modelo biopsicosocial).
  • Nuestros profesionales atienden a sus pacientes tanto en nuestro Hospital Clínico como en Clínica San Carlos de Apoquindo mientras que el seguimiento lo realizamos en controles ambulatorios en la Unidad de Medicina Integrativa y en las consultas de Clínica San Carlos de Apoquindo.

RELACIONADOS

UBICACIONES

ENCUENTRA TU HOSPITAL, CLÍNICA O CENTRO MÁS CERCANO