Rescate

Cáncer UC

La Visión de CÁNCER UC es continuar siendo el mejor Centro de Cáncer en Chile, trabajando intensamente en todas las áreas de desarrollo como la prevención, atención de pacientes y sobrevivientes de cáncer, investigando desde la ciencia básica a la población y formando capital humano para nuestro país y la región de las Américas.

Somos un centro integral con atención centrada en el paciente y su familia, basada en cuatro pilares fundamentales que son:

  • CANCER UC Clínica: Servicio clínico de excelencia
  • CANCER UC Formación: Formación de capital humano
  • CANCER UC Investigación: Investigación e innovación
  • CANCER UC Vinculación con el medio

Además, Cáncer UC cuenta con un equipo integral y multidisciplinario, orientado a mejorar la condición y la calidad de vida de todas aquellas personas que acuden a nosotros en busca de apoyo a causa de diversas enfermedades oncológicas.

Nuestro equipo está compuesto por profesionales de:

  • Oncología Médica
  • Cirugía Oncológica
  • Hematoncología
  • Hematoncología pediátrica
  • Ginecología Oncológica
  • Radio oncología
  • Urología Oncológica

CENTRO DE CÁNCER UC MARCOLETA

  • Diagonal Paraguay 319, Metro Universidad Católica.
  • Teléfono: 22 676 7000

CENTRO DE CÁNCER UC CLÍNICA SAN CARLOS DE APOQUINDO

  • Camino El Alba 12.407, Las Condes, piso -1.
  • Teléfono: 22 754 8800

PREGUNTAS FRECUENTES

El conocimiento más acabado de algunos agentes que producen cáncer (llamados también agentes carcinógenos) ha permitido elaborar estrategias de prevención y diagnóstico precoz.

Intervenciones como eliminar la exposición al tabaco y otros contaminantes ambientales, permiten reducir la incidencia de algunas neoplasias. Métodos de diagnóstico precoz como la mamografía en el cáncer de mama, el papanicolau en neoplasias del cuello del útero, entre otros, han facilitado descubrir tumores en etapas iniciales, cuando requieren tratamientos menos invasivos y logran altas tasas de curación. También el desarrollo de nuevas modalidades de tratamiento ha permitido aumentar los niveles de curación de algunos cánceres que antes eran incurables, y mejorar y prolongar la vida en aquellos que aún no son curables.

Las terapias biológicas, target, moleculares o dirigidas intentan, selectivamente, eliminar células tumorales, con menos efectos colaterales sobre tejidos sanos. Muchos de estos tratamientos están disponibles actualmente en nuestro centro. La célula tumoral trata de evadir la vigilancia normal del sistema inmune. Terapias que logran reponer esta vigilancia son actualmente una realidad en tumores avanzados. A través de nuestra unidad de estudios clínicos, estamos evaluando algunas de estas nuevas moléculas.

El cáncer es el crecimiento descontrolado de células normales que adquieren la capacidad de invadir tejidos.

Nuestro cuerpo está compuesto de millones de células, cuyo crecimiento y comportamiento esta finamente regulado. La pérdida de control de esta regulación puede inducir el crecimiento acelerado, descontrolado y autónomo de células que pueden finalmente producir un cáncer.

La capacidad de invasión del cáncer se refiere a que estas células pueden invadir áreas vecinas, a veces más allá del órgano donde se originan,  o “viajar” a través del cuerpo y producir enfermedad a distancia (metástasis).

El cáncer se debe tratar siempre con un equipo interdisciplinario.

El tratamiento local del cáncer incluye la cirugía y la radioterapia. Estas modalidades de tratamiento buscan curar el cáncer extrayendo el tumor (la cirugía) y eliminando la posibilidad de que permanezcan células tumorales en la zona del tumor. En general la radioterapia se hace después de la cirugía para matar células residuales; sin embargo, en algunas ocasiones puede ir antes de la cirugía o remplazarla.

Cuando existe el riesgo de enfermedad metastásica o esta es visible, se indican tratamiento sistémico. Estos tratamientos buscan eliminar y/o controlar la enfermedad no sólo en el órgano original, sino también a distancia.

Resumidamente existen tres tipos de terapia sistémica: la quimioterapia, la terapia hormonal u endocrina, y las terapias dirigidas o moleculares. La indicación de cada una de ellas, solas o en combinación, depende del tipo de tumor, de su extensión y de características personales del paciente.

El diagnóstico de cáncer, directamente relacionada con nosotros o con alguien querido, nos pone en un escenario inesperado y que representa un alto grado de incertidumbre sobre el futuro.

La enfermedad afecta no solo al paciente sino a su entorno familiar y social, lo que genera múltiples demandas y necesidades que pueden dar lugar a la aparición o desarrollo de reacciones emocionales negativas o trastornos psicopatológicos.

En la Unidad de Atención Psicooncológica de nuestra Red creemos que una atención integral, que considere a la persona en su totalidad, es fundamental. Por eso, brindamos apoyo psicosocial al paciente y su familia durante todo el proceso de enfermedad.

Nuestras intervenciones están orientadas a facilitar el ajuste emocional a la enfermedad, a reducir los síntomas asociados, a los tratamientos y a mejorar la adhesión a los mismos, a reducir los niveles de ansiedad y depresión, a promover la recuperación del superviviente y mejorar la calidad de vida y bienestar del enfermo y su familia.

¿QUÉ HACEMOS?

Las áreas en las que intervenimos a nivel asistencial son:

  • Consulta ambulatoria
  • Hospitalización
  • Atención domiciliaria
  • Talleres de apoyo grupal

La radioterapia utiliza rayos X de alta energía para matar células cancerígenas. Se puede utilizar como un tratamiento único, o en combinación con otras modalidades (cirugía, quimioterapia, terapias moleculares por ejemplo).

El personal especializado de nuestro centro utilizando las nuevas tecnologías puede atacar los tumores  con mayor precisión entregando la cantidad precisa de radiación con el mínimo daño de tejidos sanos.

RADIOTERAPIA DE INTENSIDAD MODULADA

La radioterapia de intensidad modulada es una forma de radiación que se basa en la utilización de multi-láminas controladas individualmente por computadores que permiten entregar dosis de radiación muy diferentes en tejidos tumorales y sanos incluso cuando se encuentran cercanos entre sí. Esto facilita tratar con dosis mayores a los tumores, mejorando los resultados de control de enfermedad y -al mismo tiempo- minimizar los efectos adversos del tratamiento.

La quimioterapia es una poderosa herramienta de la medicina contra el cáncer. Las drogas son hoy más sofisticadas y seguras y -solas o combinadas- se usan para bloquear la multiplicación de las células malignas.

Los estrictos protocolos de quimioterapia pueden ser administrados mientras el paciente permanece hospitalizado y también, cada día más, de manera ambulatoria.

La Unidad de Quimioterapia Ambulatoria de nuestros Centros tiene el propósito de atender a pacientes que requieren de una corta permanencia hospitalaria para sus tratamientos. De esta manera propicia que el paciente se recupere en su ambiente íntimo y cotidiano y, de paso, se contribuye a la disminución en los costos de atención y a la prevención de infecciones asociadas.

Todo el equipo está altamente capacitado en patologías hemato-oncológicas y el foco de nuestro quehacer es una atención humanizada y de calidad. Estamos comprometidos con la capacitación continua no solo para nuestro equipo sino también para nuestros pacientes y sus familias. Nuestro grupo incluye enfermeras, técnicos en enfermería y personal administrativo.

¿QUÉ HACEMOS?

En la unidad de quimioterapia ambulatoria se coordinan variados tratamientos, tales como:

  • Administración de drogas antineoplásicas, terapias biológicas.
  • Administración de tratamientos vía subcutánea, intramuscular e intravenosa.
  • Quimioterapias intratecales.
  • Heparinización de Ccatéter reservorio y curaciones de catéteres intravenosos.
  • Transfusión de hemoderivados.
  • Otros procedimientos.

La diversidad de tratamientos que existen en la actualidad conllevan distintos efectos secundarios que es importante conocer y manejar, a fin de minimizar el impacto que el proceso de enfermedad y tratamiento tienen sobre el paciente y su familia.

La educación es fundamental para esto. A través del modelo de atención con enfermeras de cabecera, implementado en nuestro centro, es factible desarrollar un proceso educativo continuo que se adecúa a las necesidades de cada persona.

El principal objetivo del equipo de enfermería es que a través de la educación, se puedan potenciar las capacidades de los pacientes integrando herramientas de autocuidado, para ser utilizadas a lo largo de su tratamiento con el fin de mejorar tolerancia, evitar complicaciones y otorgar una atención segura y de calidad.

Dos de los principales desafíos de la investigación en cáncer son: responder las preguntas que los clínicos y pacientes tiene en relación al cáncer, y además poder llevar rápidamente los resultados de nuevas investigaciones a beneficios en los cuidados de las personas.

El CITO (Centro UC de Investigación en Oncología) agrupa a investigadores en ciencias básicas y clínicos para buscar respuesta a estas preguntas. Este grupo de trabajo realiza investigación de punta en el estudio de nuevas formas de diagnóstico precoz, biomarcadores y estrategias de tratamiento en cáncer. 

A pesar de grandes avances en la prevención, diagnóstico precoz y tratamiento del cáncer, muchas personas sufren de esta enfermedad y requieren tratamientos, a veces acompañados de alta toxicidad.

Estamos trabajando colaborativamente con otros centros nacionales e internacionales para buscar mejores herramientas de prevención y diagnóstico precoz. Además desarrollamos líneas de investigación y participamos de estudios clínicos que buscan aumentar las posibilidades terapéuticas y de curación.

Gracias a nuestra afiliación a la Pontifica Universidad Católica de Chile tenemos contacto con una amplia red de investigadores y profesionales, que nos permiten plantear e investigar nuevas formas de control del cáncer.

El cáncer es la segunda causa de muerte en Chile, antecedido sólo por las enfermedades cardiovasculares. El envejecimiento de la población, cambios en nuestros estilos de vida, factores genéticos y ambientales explican un aumento en la incidencia de cáncer en Chile.

Actualmente el cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres chilenas, y el cáncer gástrico en los hombres.

Nuestro país tiene una alta incidencia de cáncer gástrico y cáncer de vía biliar, muy superior a las tasas promedio en el mundo.

Integrantes de nuestros grupos y colaboradores han desarrollado líneas de investigación para conocer la causa de estos hallazgos y buscar mejores métodos de prevención, diagnóstico precoz y tratamiento de estas neoplasias.

PROGRAMAS

UNIDADES Y CENTROS RELACIONADOS

RELACIONADOS

UBICACIONES

ENCUENTRA TU HOSPITAL, CLÍNICA O CENTRO MÁS CERCANO