Rescate

Neurocirugía

La especialidad de neurocirugía está dedicada a tratar las patologías quirúrgicas del sistema nervioso central y periférico. Algunas de sus áreas de estudio incluyen la patología vascular cerebral (aneurismas, malformaciones arterio-venosas); los tumores cerebrales, de hipófisis y de médula espinal; la neurocirugía funcional mínimamente invasiva para enfermedad de Parkinson, temblor esencial y otras condiciones; radiocirugía y estereotaxia; patologías de columna vertebral; cirugías de la epilepsia y neurocirugía infantil.

En nuestra Red, contamos con un equipo de profesionales altamente calificado y con moderna tecnología, lo que nos permite abordar todos los campos de la especialidad de la manera más completa y oportuna posible. Además, nuestro trabajo se centra en el paciente de manera integral y se desarrolla con profesionalismo y dedicación en forma multidisciplinaria, interactuando estrechamente con las especialidades de neurología, medicina intensiva, neurorradiología, endocrinología, radioterapia, anatomía patológica, entre otras especialidades.

Adicionalmente, contamos con un importante sello que dice relación con nuestro activo rol en la docencia de pregrado en medicina siendo, además, nuestra universidad reconocida como centro formador de postgrado en Neurocirugía.

ÁREAS DE INTERÉS

Los neurocirujanos especialistas en columna vertebral se encargan del diagnóstico y tratamiento de múltiples enfermedades. Entre ellas:

  • Tumores espinales.
  • Malformación de Chiari.
  • Hernia del núcleo pulposo cervical y lumbar.
  • Raquiestenosis o estrechamiento del canal vertebral.
  • Siringomielia.
  • Dolor lumbar agudo y crónico.
  • Osteoporosis y fracturas vertebrales.
  • Patología degenerativa de la columna vertebral.

La neurocirugía mínimamente invasiva incluye un conjunto de técnicas y tecnologías altamente sofisticadas, desarrolladas para el tratamiento de lesiones de alto riesgo. Incluye el tratamiento endoscópico de hidrocefalias secundarias a estenosis acueductal, hidrocefalias secundarias a tumores de fosa posterior, tumores intra y para ventriculares y quistes aracnoidales.

Esta especialidad aborda el tratamiento de enfermedades vasculares, es decir, aquellas que afectan a los vasos sanguíneos del cerebro. Entre estas enfermedades están:

  • Aneurismas cerebrales.
  • Estenosis u oclusión intracraneana.
  • Fístulas durales.
  • Malformaciones arteriovenosas.

Los nervios periféricos son aquellos que se encuentran fuera del cerebro y de la médula espinal.

Los trastornos de los nervios periféricos distorsionan o interrumpen los mensajes entre el cerebro y el resto del cuerpo. Existen más de 100 tipos de trastornos de los nervios periféricos. Estos pueden afectar a uno o muchos nervios. Algunos surgen como resultado de otras enfermedades, como los problemas neurológicos de los diabéticos. Otros, como el síndrome de Guillain-Barre, ocurren después de una infección viral. Otros más, a consecuencia de la compresión de un nervio, como el síndrome del túnel del carpo o el síndrome de la salida torácica. En algunos casos, como el síndrome de dolor regional complejo, el problema se inicia a partir de una lesión. Algunas personas nacen con trastornos en los nervios periféricos.

Algunas de las patologías de los nervios periféricos que son tratadas por los neurocirujanos son el síndrome del túnel carpiano, el atrapamiento del nervio cubital y los tumores de nervios periféricos.

La radiocirugía estereotáxica es una técnica que consiste en administrar en una sesión única una alta dosis de irradiación, focalizada en una lesión intracraneana. La lesión a tratar es localizada espacialmente con alta precisión mediante la técnica de estereotaxia.

Según la definición actualizada y consensuada el año 2007 en Estados Unidos, por las sociedades de Neurocirugía y Radioterapia, se considera radiocirugía a tratamientos realizados entre 1 y 5 fracciones en condiciones estereotáxicas.

Esta técnica se utiliza principalmente para el tratamiento radioquirúrgico de las siguientes patologías:

  • Metástasis cerebrales.
  • Menigeomas.
  • Schwannomas.
  • Adenomas hipofisiarios.
  • Malformaciones vasculares.

Una vez localizada la lesión se administra múltiples haces de radiación provenientes de distintos puntos, todos aquellos convergentes a la lesión a tratar. Usando esta estrategia de tratamiento se logra administrar una dosis alta de radiación a la lesión de interés, respetando el resto de las estructuras intracraneanas.

Por la alta precisión del tratamiento, es necesario contar con equipamiento tecnológico de alta complejidad y se le concibe como una actividad multidisciplinaria en la que participan como ejes centrales un radioterapeuta, un neurocirujano y un físico médico.

Las lesiones intracraneanas inferiores a 3 centímetros de diámetro susceptibles de ser tratadas con esta técnica son aquellas tales como: metástasis cerebrales, malformaciones arteriovenosas, meningiomas, schwanomas vestibulares, adenomas hipofisiarios, neuralgia del trigémino, entre otras.

En metástasis cerebrales la radiocirugía permite un control tumoral del orden del 80 a 85%. En tumores intracraneanos benignos (meningiomas, schwanomas y adenomas de la hipófisis), el control tumoral es superior a 90%. En malformaciones arteriovenosas esta técnica permite el cierre completo (diferido a un plazo de 2 años aproximadamente) de la malformación en aproximadamente 75 a 80% de los casos.

La radiocirugía estereotáxica está especialmente indicada en aquellas lesiones ubicadas en zonas de difícil acceso quirúrgico en donde la cirugía se asocia a alto riesgo.

Es un tratamiento ambulatorio asociado a baja morbilidad y en los casos en que está indicada se asocia a menores costos globales en salud comparado a las otras alternativas de tratamiento equivalentes en su efectividad.

La neurocirugía pediátrica es una especialidad que tiene el propósito de ofrecer el mejor tratamiento y cuidado integral de los niños con problemas neuroquirúrgicos que requieren ser intervenidos para corregir lesiones en un sistema nervioso que está aún en desarrollo.

Entre las enfermedades y condiciones que aborda esta especialidad están el tratamiento de:

  • Malformaciones craneanas y espinales congénitas
  • Tumores cerebrales
  • Hidrocefalia

Esta especialidad de la neurocirugía aborda el tratamiento de distintos tipos de tumores cerebrales y espinales. Entre ellos:

  • Metástasis.
  • Gliomas.
  • Meningeomas.
  • Schwannomas.
  • Adenomas hipofisiarios.
  • Meduloblastomas.
  • Hemangioblastomas.

PREGUNTAS FRECUENTES

Un aneurisma cerebral es una dilatación de una arteria en el cerebro de pared frágil y puede dar síntomas por ruptura (hemorragia intracraneana), compresión de estructuras vecinas o ser un hallazgo en neuroimágenes.

Es un ovillo de vasos anormales que comunican directamente arterias y venas cerebrales con potencial riesgo de ruptura (hemorragia intracraneanana) o epilepsia o bien ser un hallazgo.

Es una malformación vascular de vasos pequeños que se puede manifestar como crisis convulsiva, hemorragia intracraneana y/o déficit neurológico.

Es un procedimiento diagnóstico mínimamente invasivo y de bajo riesgo que permite evaluar el sistema vascular cerebral y cervical. Además, a través de este método, es posible tratar algunas enfermedades como aneurismas y malformaciones arteriovenosas.

Es una masa de tejido intracraneano que se puede localizar tanto dentro del cerebro (gliomas, metástasis) como fuera de él (meningeomas, Schwannomas, micro y macroadenomas hipofisiarios). Todos ellos pueden tener distintas velocidades de crecimiento lo que determinará su grado de benignidad o malignidad.

Son tumores que se originan en la silla turca y pueden expresarse por problemas visuales u hormonales. El tratamiento adecuado requiere de una evaluación y manejo multidisciplinario. Muchas veces se requiere cirugía y en la actualidad la mayoría de ellas se lleva a cabo por vía transesfenoidal (mínimamente invasiva).

Es un desplazamiento de parte de un disco intervertebral fuera de su lugar de origen que puede comprometer raíces nerviosas de las extremidades. Se pueden manifestar por dolor (lumbociática o cervicobraquialgia) o por déficit neurológico. El primer enfrentamiento habitualmente no requiere operación, reservándose ésta para casos seleccionados y en los que falla el tratamiento médico.

La radiocirugía es una técnica que consiste en administrar, en una sesión única, una alta dosis de irradiación focalizada en una lesión intracraneana tumoral o vascular. La lesión a tratar es localizada espacialmente con alta precisión mediante la técnica de estereotaxia.

El enfrentamiento inicial es generalmente con medicamentos y en casos refractarios existen técnicas mínimamente invasivas (percutáneas) que en la mayoría de los casos alivian el dolor.

Los miembros de nuestro departamento atienden en diferentes centros. Si desea contactar al Departamento de Neurocirugía Teléfono: 354 34 65 contacto@neurocirugiauc.cl

CONOCE AL EQUIPO MÉDICO

PROGRAMAS RELACIONADOS

UNIDADES Y CENTROS RELACIONADOS

UBICACIONES

ENCUENTRA TU HOSPITAL, CLÍNICA O CENTRO MÁS CERCANO