Rescate

Programa de Tumores Hipofisiarios

El Programa Integral de Tumores Hipofisiarios de Red de Salud UC CHRISTUS es un modelo de atención en el que profesionales de distintas especialidades realizan un abordaje integral de los pacientes.

La glándula hipófisis, llamada también glándula pituitaria, tiene el tamaño de una arveja y se ubica en la región selar de la base del cerebro, en una estructura llamada silla turca. Se le considera la "glándula del control maestro" porque produce las hormonas que regulan el funcionamiento de múltiples glándulas del organismo como la tiroides, suprarrenales, ovarios y testículos. Además, regula diversos procesos de la vida como el crecimiento y la lactancia.

¿Qué es un tumor hipofisiario?

La mayoría de los tumores hipofisiarios corresponden a adenomas, que son tumores benignos y derivan de las células que producen hormonas.

Los adenomas se clasifican según:

  • Tamaño: macroadenoma si mide más de 1 cm y microadenoma si mide menos de 1 cm.
    El primero se manifiesta por el efecto compresivo de estructuras vecinas como alteraciones visuales, dolor de cabeza y deficiencias hormonales; en cambio el segundo tiende  a presentarse por síntomas de exceso hormonal o como un hallazgo en una imagen cerebral realizada por otro motivo.
  • Funcionales / no-funcionales: según la presencia clínica y de laboratorio de un exceso hormonal como etiología.
  • Existen otros tumores hipofisiarios distintos de los adenomas, que son menos frecuentes pero también pueden generar síntomas y algunos de ellos están incorporados dentro de la cobertura AUGE/GES.

¿A quiénes afectan?

Si bien pueden presentarse a los largo de toda la vida, los adenomas hipofisiarios son más frecuentes en edad adulta, en mujeres, en edad fértil.

¿Cuáles son sus síntomas?

La mayoría de los adenomas hipofisiarios son funcionantes, y la cantidad extra de hormonas que producen puede causar síntomas o signos característicos según el tipo de hormona de que se trate. Además, independientemente de su funcionalidad, los tumores hipofisiarios pueden producir síntomas por la compresión de las estructuras vecinas, como alteraciones visuales por daño al nervio óptico, dolor de cabeza y deficiencia de hormonas dependientes de la hipófisis.

¿Cómo se diagnostican?

Pueden encontrarse con frecuencia al realizar exámenes del cerebro. Ante la sospecha, tu médico puede solicitar exámenes de laboratorio y evaluación oftalmológica. Debes saber que un diagnóstico oportuno puede evitar el daño de estructuras vecinas como el nervio óptico y el desarrollo de trastornos hormonales.

¿Cómo se tratan?

El tratamiento dependerá del tipo de tumor y su evolución en el tiempo. Puede sólo ser necesaria la observación en el tiempo, o bien requerir tratamiento con medicamentos o cirugía. Tu médico te informará de cuál es el tratamiento indicado para ti.

En Chile, los tumores hipofisiarios están incluidos en las Garantías Explícitas de Salud, GES. En Red de Salud UC CHRISTUS somos prestadores GES para esta patología para las isapres en convenio así como para los beneficiarios de Fonasa.

El Programa Integral de Tumores Hipofisiarios de Red de Salud UC CHRISTUS constituye un modelo de atención en el que el concurso de profesionales de distintas especialidades permite un abordaje integral de los tumores que afectan a la hipófisis.

Nuestro programa reúne a un grupo de profesionales de distintos departamentos de la Facultad de Medicina UC con el propósito de trabajar en conjunto en la atención multidisciplinaria de pacientes con estas patologías y, paralelamente, desarrollar investigación en torno a este tema.

¿A QUIÉNES ESTÁ DIRIGIDO?

Pueden acceder a este programa todos los pacientes que han sido diagnosticados o en quienes se sospecha la presencia de una enfermedad hipofisiaria.

¿EN QUÉ CONSISTE LA EVALUACIÓN INICIAL?

El estudio inicial de un paciente con una lesión selar o tumor hipofisiario incluye:

  • Análisis de los niveles hormonales para ver si hay exceso o falta de hormonas.
  • Control oftalmológico para establecer si la masa tumoral está cerca del nervio óptico y certificar el tipo de daño.
  • Evaluación del neurocirujano para determinar la clase de tumor y planificar la estrategia quirúrgica.

¿CÓMO ACCEDER?

Si presentas síntomas compatibles con un tumor hipofisario o has sido diagnosticado con uno, puedes consultar con los Endocrinólogos del Programa en cualquiera de nuestros centros, solicitando una hora médica a través de la página web o de nuestro call center. Ellos podrán orientarte en los pasos a seguir para sumarse a los protocolos de atención del Programa de Tumores Hipofisiarios.

 

Los tumores primarios del sistema nervioso central en personas de 15 años o más corresponden al N° 43 de las patologías cubiertas por el plan GES-AUGE. Entre estos tumores se incluye la mayoría de los tumores benignos de la hipófisis.

Los tumores del sistema nervioso central son lesiones expansivas primarias de naturaleza tumoral que afectan la cavidad craneana y/o el canal raquídeo produciendo compresión de estructuras nerviosas en forma progresiva con lesión secundaria de éstas y que para su tratamiento se requiere remoción quirúrgica, biopsia a cielo abierto o estereotáxica y/o tratamiento radioterápico complementario.

¿Qué tumores están incluidos?

  • Craneofaringioma
  • Meningioma
  • Tumor benigno de la hipófisis
  • Hemangioblastoma

¿Qué está considerado en la cobertura?

Todo beneficiario de 15 años o más pueden acceder a:

  • Ante la sospecha: confirmación diagnóstica, tratamiento y seguimiento.
  • Con confirmación diagnóstica: tendrá acceso a tratamiento.
  • Con tratamiento: tendrá acceso a continuarlo.

¿Qué plazos se consideran?

  • Confirmación diagnóstica: dentro de los 25 días siguientes a la sospecha.
  • Tratamiento: dentro de los 30 días siguientes a la indicación médica.
  • Seguimiento: control por especialista según indicación.

CONOCE AL EQUIPO MÉDICO

PROGRAMAS DE NUESTRA RED

UBICACIONES

ENCUENTRA TU HOSPITAL, CLÍNICA O CENTRO MÁS CERCANO