Rescate ambulancia

Unidad de Trastornos de la Alimentación

unidad_trastorno_alimentario

Los trastornos de la alimentación tienen un impacto profundo en la salud física y emocional de quienes los padecen y de su círculo cercano, ya que afectan no solo la conducta alimentaria, sino todas las dimensiones de la persona. La importancia de un manejo precoz y especializado es crucial para evitar sus consecuencias y promover una completa recuperación.

La Unidad de Trastornos de la Alimentación UC CHRISTUS tiene una larga trayectoria en el manejo de enfermedades como anorexia, bulimia, trastorno por Atracón y desorden de ingesta alimentaria evitativa o restrictiva (ARFID), a través de un enfoque multidisciplinario y del trabajo en equipo. Entregamos respuesta a problemas de pacientes sin importar su edad, ya que contamos con especialistas en niños, adolescentes y adultos.

Nuestro compromiso con el paciente y su familia es brindar orientación, información y apoyo.

Principales características

  • Contamos con equipos especialistas en pacientes infantojuveniles y adultos.
  • Ofrecemos consultas presenciales y por Telemedicina UC CHRISTUS.
  • Tenemos una plataforma virtual de actividades grupales: Espacio Balance.
  • Realizamos un trabajo coordinado multidisciplinario.
  • Al ser una Red de atención, contamos con distintas unidades para el manejo de pacientes que requieren hospitalización: Unidad intrahospitalaria de Salud Mental, Unidades de Medicina y Unidades de Pediatría.
unidad de trastornos alimentarios_2

¿Cómo funciona esta Unidad?

Revisamos cada caso para ofrecer una propuesta de tratamiento personalizado. De esta forma, se considera el punto de vista del psiquiatra y especialista en nutrición del paciente.

Para ingresar a la Unidad de Trastornos de la Alimentación necesitas una evaluación nutricional presencial y una entrevista con psiquiatra.

¿Qué son los Trastornos Alimentarios?

Los trastornos alimentarios son problemas graves. Suelen presentarse a través de síntomas como:

  • Baja o alza brusca de peso,
  • Dietas muy estrictas,
  • Preocupación exagerada por el peso o la forma del cuerpo,
  • Pesarse o chequearse el cuerpo constantemente o la búsqueda de métodos para bajar de peso (como ejercicio excesivo, uso de medicamentos o provocación del vómito).

La incidencia de estos trastornos ha ido en aumento de acuerdo a cifras internacionales y, a pesar de seguir siendo más frecuentes en poblaciones adolescentes y en mujeres, su presencia en edades más tempranas y en población masculina va también en aumento.

La importancia de un manejo precoz y especializado es crucial para evitar sus consecuencias y promover una completa recuperación. La participación de la familia también es fundamental para un mejor resultado al largo plazo.

UBICACIONES

Mapa2