Rescate

Odontología

Nuestro servicio está orientado a brindar una atención de excelencia, centrada en el paciente. Además, nuestra red integra campos clínicos, investigación, tecnología junto con un equipo profesional de alto nivel y compromiso.

Los profesionales odontólogos que trabajan actualmente en Red de Salud UC CHRISTUS, están acreditados ante la Superintendencia de Salud ya sea como odontólogos generales o como especialistas. También, lo están los centros médicos en los que realizan su actividad profesional por lo que la calidad de las prestaciones está certificada.

Nuestra atención está orientada a brindar una experiencia de excelencia, centrada en el paciente y su familia. Nuestra Red representa un campo laboral, un campo clínico en la formación de especialistas, un polo de investigación y, además, la fortaleza de trabajar dentro de un gran equipo de profesionales de salud.

En Red de Salud UC CHRISTUS, contamos con todas las especialidades odontológicas y brindamos atención dental desde las acciones preventivas hasta lo más complejo.

Si bien el control odontológico periódico contribuye en los cuidados e higiene que debes entregar a tu boca y dientes, también permite prevenir enfermedades que pueden afectar a otras partes de tu organismo.

Si ir al dentista te produce temor, debes saber lo importante que es para tu salud general que tu boca esté sana. En la actualidad está demostrada la estrecha relación que existe entre la salud oral y la salud sistémica. Si tu boca no está sana puede ocurrir que microorganismos presentes en infecciones que allí se producen pasen al torrente sanguíneo y ocasionen otras enfermedades. Aun cuando estas infecciones que se originan en la cavidad oral suelen ser de leves a moderadas, en algunos casos pueden ser tan graves que ponen en riesgo la vida de quienes las sufren.

Las caries y, principalmente, la enfermedad periodontal, representan un factor de riesgo para la salud en general. Si antes se pensaba que la enfermedad periodontal causaba sangrado, pérdida de dientes y halitosis, hoy se sabe que es factor de riesgo para:

  • Bacteremias complicadas con endocarditis, infección de prótesis vasuclares o articulares, las que se consideran eventos catastróficos.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Partos prematuros y nacimiento de niños con bajo peso.
  • Enfermedades respiratorias.
  • Agravamiento de diabetes.
  • Complicaciones en pacientes dializados y trasoplantados.
  • Infecciones post-quimioterapia.

Por eso, los médicos solicitan habitualmente evaluación, prevención y eliminar potenciales focos infecciosos en los dientes al planificar sus tratamientos. También está garantizada la atención odontológica de las mujeres embarazadas.

La enfermedad periodontal es provocada por la placa bacteriana que infecta y destruye los tejidos -hueso, ligamento y encía- que rodean y sostienen los dientes en un proceso en que le cabe participación también a la respuesta inmuno-inflamatoria de cada persona.

La gravedad y velocidad con que evoluciona la enfermedad periodontal se asocia con factores de riesgo como el tabaquismo, la diabetes mellitus, el estrés y factores genéticos, entre otros.

Aunque esta enfermedad es de lenta progresión, su curso es espontáneamente irreversible por lo que requiere de control y evaluación de por vida.

Tratamiento:

El principal propósito del tratamiento es eliminar la infección, controlar la inflamación y detener el avance de la pérdida de los tejidos que rodean y sostienen los dientes. En algunos casos seleccionados, es posible realizar un tratamiento regenerativo.

De acuerdo con el diagnóstico y pronóstico de cada paciente, el odontólogo especializado en periodoncia determinará el mejor tratamiento que puede cursar por diversas fases: inicial, correctiva quirúrgica, mantención).

Durante el tratamiento, es frecuente que el odontólogo detecte obturaciones en mal estado, caries, fracturas u otros defectos que pueden requerir de la participación de otros especialistas.

Debes tener presente que la recesión o "recogimiento" de las encías es una secuela de la enfermedad que puede hacerse más evidente durante y después del tratamiento ya que las encías se desinflaman. También podrías experimentar hipersensibilidad dentaria por la exposición de la raíz del diente.

Para tener éxito en este proceso, es necesario tener en cuenta que la naturaleza de la enfermedad periodontal es multifactorial y que la odontología no es una ciencia exacta. Por eso, siempre existe la posibilidad de una recaída que puede requerir de nuevos tratamientos. Para obtener buenos resultados es fundamental el compromiso del paciente para aplicar las técnicas de higiene que se le indiquen así como el control de los factores de riesgo que tenga así como asistir a las sesiones terapéuticas de mantención.

Secuelas de la enfermedad periodontal

  • Pérdida del hueso que rodea y sostiene al diente.
  • Recesión gingival: cambio de posición delas encías lo que lleva a la exposición de la raíz del diente debido a la pérdida del soporte óseo.
  • Hipersensibilidad dentaria: dolor que puede ser intenso y de corta duración, asociado con estímulos como frío, alimentos ácidos y/o dulces.
  • Movilidad dentaria o "dientes sueltos".
  • Pérdida del diente: la caída de un diente contribuye a la formación de un defecto en el hueso y la encía en la zona que rodeaba al diente perdido.

CONOCE AL EQUIPO MÉDICO

UBICACIONES

ENCUENTRA TU HOSPITAL, CLÍNICA O CENTRO MÁS CERCANO