Rescate ambulancia
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z
E

Encefalomielitis diseminada aguda

Es una enfermedad inflamatorio-desmielinizante aguda del sistema nervioso central, que habitualmente cursa con síntomas neurológicos y algún grado de compromiso de conciencia que puede gatillarse como respuesta autoinmune luego de una infección  o ser la primera manifestación de una esclerosis múltiple.


Se caracteriza por un ataque breve pero intenso de inflamación en el cerebro y la médula espinal que lesiona la mielina, la cubierta protectora de las fibras nerviosas. A menudo se presenta después de una infección viral o, con menos frecuencia, después de la aplicación de la vacuna contra el sarampión, las paperas o la rubeola.


Los síntomas de la EAD son de aparición rápida y al principio puede aparecer fiebre, fatiga, cefalea, náusea y vómito y, en casos graves, convulsiones y coma.También puede lesionar la materia o sustancia blanca (el tejido cerebral que toma su nombre del color blanco de la mielina), lo cual ocasiona síntomas neurológicos como pérdida de la visión en uno ojo o en ambos (debido a la inflamación del nervio óptico), debilidad hasta el punto de parálisis y dificultad para coordinar los movimientos de los músculos voluntarios (como los que se usan al caminar).


En ocasiones, esta enfermedad se diagnostica como un primer ataque grave de esclerosis múltiple, puesto que algunos de los síntomas de las dos enfermedades pueden ser similares, especialmente aquellos causados por la lesión de la materia blanca.Sin embargo,por lo general, esta enfermedad presenta síntomas de encefalitis (como fiebre o coma), así como síntomas de daño de la mielina (pérdida visual, parálisis), al contrario de la esclerosis múltiple que no tiene síntomas de encefalitis. Además, se presenta un solo episodio o ataque, mientras que la esclerosis múltiple se caracteriza por presentar muchos ataques a lo largo del tiempo.Los médicos a menudo utilizan técnicas de imágenes diagnósticas, como las imágenes por resonancia magnética (IRM) para detectar lesiones antiguas y nuevas en el cerebro.Las lesiones antiguas “inactivas” en la resonancia sugieren que pueda tratarse de esclerosis múltiple, puesto que esta con frecuencia causa lesiones en el cerebro antes de que los síntomas se hagan obvios.

UBICACIONES

Mapa2