Rescate ambulancia
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z
L

Leucemia en niños

La leucemia es un cáncer en la médula ósea y la sangre y es el tipo más común de cáncer infantil.

Las células sanguíneas se forman en la médula ósea, un tejido esponjoso y suave en el centro del hueso que se encarga de producir los glóbulos blancos que combaten las infecciones, los glóbulos rojos que transporta el oxígeno al cuerpo y lsa plaquetas que ayudan a la coagulación para evitar sangramientos. Sin embargo, en los casos de leucemia la médula ósea produce glóbulos blancos anormales. Estas células reemplazan a las células sanguíneas sanas y dificultan que la sangre cumpla su función. La leucemia puede desarrollarse lenta o rápidamente. La leucemia aguda es un tipo de crecimiento rápido y la leucemia crónica crece lentamente. Los niños con leucemia suelen tener uno de los tipos agudos.

¿Por qué se produce la leucemia en niños?

Cuando un niño tiene leucemia, la médula ósea comienza a generar células sanguíneas que no maduran adecuadamente. Estas células inmaduras continúan reproduciéndose, rodeando a las células sanas. Normalmente las células sanas se reproducen sólo cuando tienen espacio suficiente. Adicionalmente, el cuerpo regula la producción de células enviando señales para comenzar o parar la reproducción o para que éstas mueran. Cuando la leucemia está presente, las células leucémicas pueden enviar señales falsas a las células normales para que no se reproduzcan; al mismo tiempo, las células leucémicas no responden a la señal de parar de reproducirse. Todavía no se entiende cómo sucede esto.

Factores de riesgo

La leucemia puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en niños de entre 2 y 6 años de edad. Ocurre ligeramente más a menudo en hombres que en mujeres. Los niños de origen caucásico son más propensos a tener leucemia que los niños de otras razas. Los niños con ataxia-telangectasia (una enfermedad poco común de la infancia que afecta el cerebro y otras partes del cuerpo con síntomas como movimientos descoordinados y agrandamiento de los vasos sanguíneos justo por debajo de la piel en la que aparecen pequeñas venas rojas)  corren el riesgo de desarrollar leucemia y linfomas.

Los niños con Síndrome de Down tienen un mayor riesgo de desarrollar leucemia que los niños con ciertos síndromes genéticos raros, incluyendo: Anemia Fanconi, Síndrome de Bloom, Síndrome de Shwachman-Diamond y Síndrome de Kostmann. Sin embargo, muchas leucemias ocurren de igual forma en niños sanos con anormalidades no reconocibles.

Síntomas

Los signos y síntomas pueden incluir:

  • Anemia
  • Sangramiento y/o moretones
  • Infecciones recurrentes
  • Dolor en los huesos y articulaciones
  • Dolor abdominal
  • Ganglios inflamados
  • Dificultad respiratoria

Tratamiento

Generalmente, la leucemia infantil se cura con tratamiento. Las opciones de tratamiento incluyen quimioterapia, tratamiento con otros medicamentos y radiación. En algunos casos, un trasplante de médula ósea y de células madre puede ayudar.

Para más información

Le invitamos a revisar los contenidos preparados por el Programa de Oncología Pediátrica UC.

UBICACIONES

Mapa2