Rescate ambulancia
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z
L

Lesión del Ligamento Cruzado Anterior (LCA)

Es una lesión de alta frecuencia en deportes que impliquen movimientos de pivote (rotacionales) tales como el fútbol, el ski, handball, etc. Lo que ocurre es una rotura del LCA que puede ser en sus inserciones o en medio del ligamento.

CÓMO SE PRODUCE

En general es producida por cambios drásticos de velocidad o el aterrizaje desbalanceado después de saltar. Al romperse el ligamento, la rodilla pierde significativamente su estabilidad presentado sensación de inestabilidad (fallo articular) al realizar deportes o en actividades de la vida diaria.

CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS

Al lesionarte se escuchará un ruido o una especie de crujido dentro de la rodilla asociado a derrame. También puede haber dolor, inflamación y pérdida de los niveles de movilidad, lo que impedirá caminar. En los días posteriores podrías sentir inestabilidad al caminar.

DIAGNÓSTICO

La sospecha clínica y la resonancia magnética son certeros para ver el nivel de daño de este ligamento. Debido a la pobre irrigación que presenta el LCA, su reparación es casi nula, debiendo tratarse su rotura mediante una reconstrucción con injerto.

CIRUGÍA

La reconstrucción quirúrgica se hace por medio de un injerto tendinoso. Las técnicas que se usan actualmente son reconstrucción mediante autoinjerto (injerto del paciente proveniente de los tendones de la pata de ganso o del tendón rotuliano) o aloinjertos (injertos obtenidos de cadáveres).

Mediante apoyo artroscópico (cámaras para mirar la articulación por dentro) se realizan túneles en tibia y fémur por donde se pasará el injerto elegido por el cirujano y el paciente.

TRATAMIENTO KINÉSICO

Se inicia precozmente posterior a la cirugía, iniciando las primeras sesiones incluso durante la hospitalización. El tratamiento se basará en trabajar la confianza del paciente, el fortalecimiento muscular y el reintegro deportivo progresivo, todo esto respetando los tiempos de integración del nuevo injerto.

CUÁNDO ES FACTIBLE EL REINTEGRO DEPORTIVO

La bicicleta estática y la piscina se pueden realizar posterior al primer mes. El trote se inicia entre los tres y cuatro meses posteriores a la cirugía y el retorno a actividades deportivas con giros y contacto se realiza entre los ocho y 12 meses, según cada caso.

UBICACIONES

Mapa2