Rescate ambulancia
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z
F

Fractura de clavícula

Suele ocurrir en deportes como el mountain bike, fútbol, rugby o básquetbol. Ocurre cuando el deportista cae y se golpea directamente el hombro en la zona anterior.

DEFINICIÓN

Esta fractura puede afectar la zona proximal, media o distal de la clavícula. Lo más frecuente es que ocurra en la porción media de la clavícula, donde es más débil. 

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

La clavícula es un hueso subcutáneo, con poca protección muscular. Es por esto que las caídas con golpe directo sobre la zona suelen producir una fractura. Esto ocurre, habitualmente, en pacientes jóvenes con huesos firmes por la violencia del golpe.

SÍNTOMAS

Esta fractura provoca un fuerte dolor en el hombro, además de dificultar los movimientos de la zona. Es posible palpar un hueso que se mueve.

Como la clavícula se ubica de forma subcutánea, la fractura es susceptible de exponerse al ambiente. Además, tiene relación con los vasos sanguíneos y nervios que van al brazo, por lo que puede ocurrir una lesión de estas estructuras.

DIAGNÓSTICO

Un examen físico, junto a radiografías, determinará el diagnóstico. Se debe, además,  contar con radiografías del hombro y proyecciones para la clavícula. El TAC (Tomografía Axial Computarizada) podría mejorar la compresión de la fractura para la planificación del tratamiento a seguir en casos escogidos.

TRATAMIENTO

La ubicación de la fractura, sus características y la edad del paciente determinarán si el tratamiento debe ser quirúrgico o no.

Cuando la fractura no presenta desplazamiento, es mejor hacer un tratamiento no quirúrgico (conservador), lo que implica usar cabestrillo simple o inmovilizador de hombro por un plazo de cuatro a seis semanas. Luego ejercicios de movilidad y fuerza en kinesioterapia para recuperar la función (12 a 24 semanas).

Cuando la fractura esta desplazada, acortada o en múltiples fragmentos, se requiere una cirugía que vuelva los fragmentos a su lugar (reducción) y una fijación con una placa de titanio (osteosíntesis) que mantenga los fragmentos en su posición mientras se produce la consolidación del hueso. En el postoperatorio también usamos un cabestrillo para proteger la zona por cuatro semanas y se espera recuperación en un plazo de 12 semanas.

CÓMO PREVENIR

La mejor manera de prevenir estas lesiones es realizar deporte bajo todas las normas de seguridad que lo requiera.

UBICACIONES

Mapa2