Rescate ambulancia
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z
A

Acromegalia

¿Qué es?

La acromegalia es un trastorno serio, pero poco común, causado por la presencia de un exceso de hormona del crecimiento (GH) en la sangre.
La glándula hipofisiaria (situada en la base del cerebro) secreta la GH al flujo sanguíneo, y la sangre la transporta a otras partes del cuerpo, donde tiene efectos específicos. En los niños, la GH estimula el crecimiento y también es importante para el desarrollo del cuerpo. En los adultos, la GH afecta el nivel de energía, la fuerza muscular, la salud de los huesos y la sensación de bienestar general.
La producción excesiva de GH en los niños se llama gigantismo, un trastorno muy poco común.
La acromegalia en adultos ocurre principalmente en hombres y mujeres de mediana edad. Cada año ocurren aproximadamente tres nuevos casos de acromegalia por cada millón de personas.

¿Por qué se produce?

En más de 98% de los casos, la acromegalia es causada por un tumor benigno, o no canceroso, de la glándula hipofisiaria (adenoma hipofisiario).
El tumor hace que la hipófisis produzca un exceso de hormona del crecimiento. En casos muy poco comunes, la causa de la acromegalia es un tumor que también produce hormonas, pero está situado en otra parte del cuerpo.

Síntomas

El paciente con acromegalia generalmente presenta síntomas como:
- Agrandamiento de manos y pies
- Labios gruesos
- Alteración de rasgos faciales
- Agrandamiento de la mandíbula y la frente
- Dientes muy espaciados.
El tumor puede producir además hipopituitarismo (deficiencia de las otras hormonas hipofisiarias con trastornos menstruales, disminución del deseo sexual) o dolores de cabeza y problemas de la visión (visión de túnel, pérdida de la vista).

¿Cómo se diagnostica?

Si sospecha acromegalia, su médico le hará un análisis de sangre para determinar el nivel de una hormona llamada IGF-1. Otra forma de diagnosticar la acromegalia es con una prueba oral de tolerancia a la glucosa.

¿Cómo se trata?

El principal objetivo del tratamiento es normalizar el nivel de GH y del factor IGF-1. Si la causa de la acromegalia es un adenoma hipofisiario, el primer tratamiento consistirá en extirpar el tumor, generalmente por via transesfenoidal (por la nariz). La extirpación total del tumor es difícil y frecuentemente se necesita más terapia para lograr un nivel normal de GH y del factor IGF-1. Si el nivel de GH aún no es normal después de la cirugía o si usted no es candidato a cirugía, entonces existe la opción de usar medicamentos. Los medicamentos más eficaces para la acromegalia son los fármacos análogos a la somatostatina y antagonistas de los receptores de la GH. Otra alternativa es la radioterapia, que reduce muy lentamente el nivel de GH. Puede tardar de 10 a 20 años para ser totalmente eficaz.

Fuente:Endocrinología UC

UBICACIONES

Mapa2