Rescate ambulancia
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z
A

Anorexia

¿Qué es?

La anorexia es un trastorno de la alimentación que tiene una prevalencia de entre el 0.5% y el 3% de la población. Afecta principalmente a adolescentes y mujeres jóvenes. Nueve de cada diez personas con anorexia son mujeres.
Se define como una baja de peso intensa, que lleva a un Índice de Masa Corporal inferior a 18 y que se asocia con un intenso temor a subir de peso. Muchas veces, aparecen irregularidades menstruales e incluso supresión de la menstruación o amenorrea.
Existe la anorexia restrictiva, en la que la persona simplemente no come, y la anorexia restrictiva purgativa en la que además de no comer se induce el vómito.

¿Por qué se produce?

Los especialistas expresan que hay un momento decisivo en el que la paciente decide adelgazar. En ocasiones, esta decisión puede ser precedida por un evento significativo como una pérdida afectiva un fracaso académico o un conflicto familiar. Este momento suele pasar inadvertido para la familia. La paciente experimenta un deseo incontrolable de adelgazar por lo que logra casi siempre una baja rápida de peso que, en ocasiones, es reforzada por la familia y amigos. Además de comer menos, estas pacientes pueden desarrollar conductas atípicas frente a los alimentos. La mayoría elude comer en familia o en situaciones públicas. También presentan un interés exagerado por la alimentación.

Síntomas

- Amenorrea o desaparición de la regla. En el hombre hay una pérdida de interés sexual.
- Actividad física aumentada.
- Vómitos y uso de laxantes y/o diuréticos.
- Aislamiento de sus pares.
- Apatía
- Comida como campo de batalla: Con la baja de peso persistente, la comida comienza a ser un tema de conversación y discusión central en la familia.
Entre los síntomas físicos relacionados con la pérdida de peso están el dolor abdominal, el estreñimiento y la intolerancia al frío.

¿Cómo se diagnostica?

Lo más frecuente es que la paciente tienda a negar la enfermedad y ocultar sus síntomas. Entonces, son los padres quienes aportan información relevante acerca de la conducta alimentaria y comportamiento de su hija.
El diagnóstico clínico se basa en el rechazo a mantener el peso corporal por encima de un valor mínimo para su talla, edad y sexo; por un miedo intenso a ganar peso; una alteración en la percepción de la imagen corporal y la ausencia de menstruación por más de 3 meses consecutivos.

¿Cómo se trata?

El objetivo del tratamiento es la recuperación psíquica, relacional y nutricional. Es necesario identificar y resolver los estresantes ambientales relacionados con las caídas a la angustia y restaurar un patrón de alimentación saludable. Según el riesgo médico o psiquiátrico del paciente el tratamiento será ambulatorio u hospitalizado.
La terapia debe considerar tratamiento psiquiátrico, terapia familiar y apoyo social. Un tratamiento tiene mejor resultado si se inicia antes del año de iniciado el cuadro y cuenta con el apoyo familiar. Suele durar uno o dos años.




Fuente:Dra. Patricia Cordella, psiquiatra, Unidad de Trastornos de la Alimentación.

UBICACIONES

Mapa2