Rescate ambulancia
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z
A

Amigdalitis

¿Qué es?

Las amígdalas son ganglios linfáticos que se encuentran en la parte posterior de la boca y en la parte de arriba de la garganta. Normalmente ayudan a eliminar las bacterias y otros microorganismos para prevenir infecciones en el cuerpo.

¿Por qué se produce?

Las amígdalas pueden llegar a estar tan inundadas por infecciones bacterianas o virales que se hinchan e inflaman, causando amigdalitis.
La infección también puede estar presente en la garganta y áreas circundantes, causando inflamación de la faringe también llamada faringitis. La faringe se encuentra en la parte posterior de la garganta entre las amígdalas y la laringe.

Síntomas

Los síntomas más relevantes suelen ser:
- Dificultad al tragar
- Dolor de oído
- Fiebre, escalofríos
- Dolor de cabeza
- Dolor de garganta que dura más de 48 horas y puede ser fuerte
- Sensibilidad de la mandíbula y la garganta
- Cambios en la voz, pérdida de la voz

¿Cómo se diagnostica?

El médico hará una inspección de la boca y la garganta en busca de amígdalas visibles y agrandadas. Las amígdalas por lo general están enrojecidas y pueden tener manchas blancas. Los ganglios linfáticos de la mandíbula y el cuello pueden estar agrandados y sensibles al tacto.
Además, puede solicitar algunas pruebas de laboratorio como una prueba rápida para detectar estreptocos o un cultivo de muestra faríngea.

¿Cómo se trata?

Si la causa de la amigdalitis es una bacteria como el estreptococo, se administran antibióticos para curar la infección, los cuales se pueden aplicar una vez como inyección o tomarse por vía oral durante 10 días.
- Tome los antibióticos todo el tiempo prescrito por el médico. NO deje de tomarlas sólo porque ya no siente molestia porque entonces la infección no se curará.
- Guarde reposo para permitir que el organismo sane. Los líquidos, sobre todo tibios (no calientes), templados y muy fríos pueden aliviar la garganta. Asimismo, haga gárgaras con agua tibia con sal o chupe pastillas (que contengan benzocaína o ingredientes similares) para reducir el dolor.
- Se pueden usar medicamentos que no necesiten receta médica, como paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno para reducir el dolor y la fiebre. NO le administre ácido acetilsalicílico a un niño, dado que este medicamento ha sido asociado con el síndrome de Reye.
- Algunas personas que presentan infecciones repetitivas pueden necesitar cirugía para extirparles las amígdalas.


Fuente: Instituto Nacional de Salud, NIH, EE.UU.

UBICACIONES

Mapa2