Rescate

Estar en conexión con otro nos mantiene vitales

14/02/2020

Comparte
este contenido

Compartir Compartir Compartir
diamor

Las personas que se encuentran en relaciones satisfactorias y bien avenidas pueden vivir entre 3 y 4 años más que aquellas que terminan solas. La clave está en que sean relaciones que contribuyan con nuestro bienestar emocional y nos hagan crecer como personas. En el siguiente artículo indagamos acerca del amor, de cómo estar conectado con otros y cómo establecer relaciones profundas.

El pilar más importante en el amor es la comunicación, pues una relación profunda siempre va a tener una comunicación de calidad. Nos relacionamos profundamente cuando conocemos a la persona que tenemos a nuestro lado, conocemos sus necesidades, sueños, intereses y proyectos. No siempre vamos a estar de acuerdo con nuestra pareja, pero siempre podemos estar comunicados en aquello que es importante, en lo que necesitamos, lo que nos duele o en nuestros sueños. Mientras exista comunicación, cariño y admiración mutua, las crisis pueden resolverse y, de hecho, hacen crecer a la pareja. No tener conflictos en una relación es imposible, tenerlos y ser capaces de conversarlos y resolverlos, lleva a la pareja a un nivel mayor de desarrollo emocional y complicidad.

A continuación, la psicóloga Mariely Said Fagre y el psicólogo José Pinedo, ambos especialistas integrantes de nuestra Red de Salud UC CHRISTUS, contestan a interesantes preguntas para que puedas comprender de qué se trata el amor, cómo llevarlo en el tiempo y cuál es la fórmula para establecer vínculos afectivos profundos e importantes.

¿Cómo beneficia el amor o el estar en pareja a nuestra salud física y mental?

El amor afecta no sólo nuestra salud mental sino también a nuestro cuerpo. Estudios muestran que las personas que están en relaciones satisfactorias y bien avenidas pueden vivir entre 3 y 4 años más que aquellas que terminan solteras. La clave está en que sean relaciones que contribuyan con nuestro bienestar emocional y nos hagan crecer como personas y no relaciones que limiten o dañen nuestro desarrollo personal. Una relación de violencia o maltrato puede provocar mucho daño en la salud integral de una persona. 

Concretamente, entre los beneficios de encontrar el amor se señala que aumenta la estabilidad de la relaciones interpersonales en general, en especial con la familia de origen y la familia de la pareja; aumenta la productividad laboral, ya que se concentra la energía de manera más focalizada en el trabajo y en la pareja estable; se disminuye el deterioro mental ya que el amor implica el desafío de estar comunicándonos, negociando y llegando a acuerdos; aumenta la empatía, al tener que ponerse en el lugar del otro; en términos prácticos mejora la alimentación y se regulan algunos elementos de la vida cotidiana, como por ejemplo, el ritmo de las horas de sueño/vigilia y los espacios de trabajo/ocio.

¿Cómo establecer una relación de amor profunda y positiva?

Para generarla, es necesario desplegar algunas habilidades relacionales que fortalezcan nuestra relación, entre ellas, la comunicación, confianza mutua, intimidad emocional y sexual, complicidad, ser capaces de amar y demostrar ese amor, mantener la capacidad lúdica en la pareja (jugar, sorprenderse, reír juntos) y, resolver los conflictos y no evitarlos.

Desarrollar una relación de amor profunda afecta nuestra vida en diferentes dimensiones, permitiéndonos amar, proyectarnos, dar, ser generosos, reír, trabajar en equipo y construir sueños. Además, nos lleva a negociar constantemente nuestra propia “individualidad” por una “colectividad” al pensar en dos, lo cual es positivo en función de aprender a vivir con un “otro”.

¿Es positivo generar estas relaciones para mantener un equilibrio?

Es muy positivo para nuestra salud mental y emocional generar lazos afectivos profundos y significativos, no sólo de pareja, sino de amistad, de cercanía y profundidad. Estamos programados interna y biológicamente para estar en conexión con otros. El estar en conexión con otros nos mantiene vitales. El estar desconectados nos desvitaliza.

¿Qué es más estresante en la vida, estar solos o en pareja?

Vivir en pareja tiene desafíos estresantes, como lo son la cotidianidad, llegar a acuerdos, negociar, aceptar las diferencias, ser capaces de mantener una relación a largo plazo o renunciar a individualismos. Otras fuentes de estrés son el manejo del dinero, las relaciones con la familia de origen, las cuotas de poder, la toma de decisiones, la crianza de los hijos, la sexualidad, etc. En tanto, vivir solos tiene otros elementos estresantes, como tener que enfrentar los desafíos de la vida cotidiana de manera solitaria, preocuparse de la propia salud y bienestar sin un apoyo constante al lado o el aumento del narcisismo y el egocentrismo ya que no se debe negociar con nadie.

De todos modos, aquellas personas que logran disfrutar de la compañía, pero también se enriquecen en momentos de soledad, son más felices al estar en pareja porque llevan dicho crecimiento a la relación.

¿Qué consejo dar a esas personas que aún no encuentran el amor? En definitiva, ¿qué hacer para no deprimirse si no llega?

Primero es importante tener conciencia de por qué ha sido difícil lograr tener una pareja estable, preguntándose ¿por qué mis relaciones fracasan?, ¿qué se repite en mis rupturas?, ¿qué me piden mis parejas que cambie?  Y posterior a esto desarrollar un plan de crecimiento personal que implique ir superando aquellos patrones interpersonales que dificultan el conseguir una relación de pareja sana y satisfactoria.

Luego de considerar lo anterior, es importante que aquel que desea encontrar el amor se mantenga activo socialmente, ya sea realizando cursos, actividades sociales o aceptando invitaciones ya que todo esto aumenta las probabilidades de encontrar o conocer a alguien. Si las cosas no resultan, las personas suelen desmoralizarse y perder la esperanza, sin embargo, el consejo es ser perseverantes y mantenerse siempre activos socialmente. El amor es pura probabilidad. 

¿Se puede vivir bien sin llegar a generar vínculos afectivos profundos?

Se puede vivir bien si uno logra establecer vínculos afectivos sanos y significativos que no tienen que ver únicamente con una pareja. Para ello resulta esencial estar conectado con otros, desarrollar amistades significativas que nos cuiden y a las que podamos cuidar, compartir sueños, proyectos e intereses, tener actividades en conjunto, practicar la generosidad, desarrollar actividad física y tener vida espiritual. Uno no siempre está en pareja, pero sí podemos elegir estar siempre en conexión con otros.

Psicóloga Mariely Said Fagre
Terapia Breve Estratégica
UTAB UC

Psicólogo José Pinedo 
Profesor Asistente Escuela de Medicina PUC
Jefe Unidad de psicología hospitalaria Hospital Clínico

Síguenos en nuestra cuenta de Instagram ucchristus

SÍGUENOS

Comparte

Compartir Compartir Compartir

UBICACIONES

Mapa2