Rescate

Un compromiso en equipo con los pacientes

09/01/2020

Comparte
este contenido

Compartir Compartir Compartir

Nuestra Red de Salud cumplió en noviembre el hito de los 1.000 trasplantes de células madre, lo que representa 30 años de esfuerzo de un equipo multidisciplinario, que ha trabajado incansablemente en darle una segunda oportunidad de vida a pacientes con enfermedades letales a la sangre y que no tienen otra alternativa de curación.

trasplante-medula

En 1989, nuestra Red de Salud UC CHRISTUS realizó el primer trasplante de médula ósea en un niño chileno de 6 años con leucemia aguda a quien su hermana melliza donó la médula. Dos años después comenzó el programa de trasplante  de medula ósea en pacientes  adultos y nuestra institución pasó a ser el centro que realiza más procedimientos  anuales en el sistema privado chileno. 

“Inicialmente los donantes de todos los trasplantes eran hermanos 100% compatibles, pero a partir de 1997 comenzamos a usar células madre de sangre de cordón umbilical, solo dos años después de ser reportados los primeros casos en el mundo. En 2008 conseguimos células madre de donantes adultos no emparentados de Europa y EE. UU. a través de la red mundial de donantes y llegamos a ser centro acreditado por el registro norteamericano de donantes (Be the Match). Finalmente, en 2012 el programa de adultos inició una experiencia pionera en Chile con donantes familiares parcialmente compatibles, el trasplante haplodéntico, que ha permitido que prácticamente todos los pacientes tengan un donante disponible”, explica el doctor Francisco Barriga, Director Sección Hematología-Oncología, División de Pediatría de Red de Salud UC CHRISTUS.

La Red ha ido marcando hitos en este campo de la mano del rápido avance científico. Entre ellos, participó como socio fundador en la creación del único banco público de sangre de cordón umbilical chileno, que ha aportado productos celulares para tratar a pacientes nacionales. Con el trabajo en esquipo se consiguió la prestigiosa certificación de la American Association of Blood Banks, uno de los pocos en Sudamérica. 

“También fuimos instrumentales a la implementación de la Fundación DKMS Chile, registro nacional de donantes de médula ósea que inició sus actividades en el 2018 y que hasta la fecha ha reclutado más de 40.000 donantes y entregado injertos a muchos pacientes en Chile y el extranjero. Finalmente, trabajando con asociaciones de pacientes conseguimos que el Fondo Nacional de Salud reconociera y codificara los injertos de células madre de donante no emparentado, permitiendo a las familias acceder a estos productos de muy alto costo y disminuir significativamente la carga  económica del procedimiento”, agrega el doctor Barriga. 

¿Cómo contribuye al éxito de estos tratamientos la tecnología y el equipo multidisciplinario? 

El trasplante de células madre de la sangre  es un trabajo en equipo. Casi todos los servicios del hospital intervienen de una manera u otra en hacer del trasplante un procedimiento eficiente y seguro. Múltiples subespecialidades clínicas se preocupan de aspectos concretos del paciente trasplantado, quienes usan de manera habitual los servicios de apoyo incluyendo Banco de Sangre, Farmacia y Unidades de Paciente Crítico. El tratamiento integral de la familia entregado por el equipo de salud mental es una ayuda necesaria enfrentar los difíciles momentos del procedimiento. 

En tanto, la tecnología y el acceso a nuevos medicamentos para tratar las múltiples complicaciones que enfrentan los pacientes durante el trasplante, han contribuido a mejorar progresivamente los resultados. El trasplante de células madre  es más un proceso que una intervención, en el que el monitoreo continuo del paciente y la intervención precoz son la garantía del éxito.

Síguenos en nuestra cuenta de Instagram ucchristus

SÍGUENOS

VIDEOS

Comparte

Compartir Compartir Compartir

UBICACIONES

Mapa2