Rescate ambulancia

Dr. Paulo Valderrama Erazo, Cardiólogo Pediátrico: “Me gusta poder mirar a los niños a los ojos, alegrarlos y motivarlos en momentos duros”.

07/10/2021

Comparte
este contenido

Compartir Compartir Compartir

“Mi sueño es crear un centro de rehabilitación para todo tipo de paciente crónico, donde puedan acceder a una atención oportuna y de calidad. Donde logren ser la mejor versión de ellos mismos”.

El Dr. Paulo Valderrama Erazo siempre quiso ser médico. Nunca lo dudó, ni siquiera cuando sus papás lo pusieron en la Escuela Técnico Profesional (ETP) de su ciudad natal, porque querían que tuviera un título para mantenerse por si ellos no podían hacerlo a futuro. Allí debió graduarse de “Técnico en Mineralurgia", pero como siempre la medicina pudo más, nunca hizo la práctica para obtener ese título.

Nacido y criado en Copiapó, III Región; “entre Antofagasta y La Serena, aquella ciudad olvidada en el reporte del tiempo y muchas otras cosas", cuenta con su buen humor habitual. Es el menor de tres hermanos, todos hombres, y es el único hijo médico, con padre, madre, tíos y hermanos ingenieros. Está felizmente casado hace 8 años y es padre de dos hermosas y alegres hijas de 6 y casi 5 años.

¿Dónde estudió Medicina?

Estudié Medicina en nuestra Pontificia Universidad Católica de Chile, pero por mi pasado de técnico, primero realicé Bachillerato en Ciencias en esta Universidad por 2 años para lograr un cupo y entrar a Medicina. No fue fácil; 12 entre 100 alumnos que también lo querían. Posteriormente estudié Pediatría y cardiología pediátrica en la Universidad de Chile.

¿Qué quería ser de adulto cuando era niño?

Desde siempre quise ser cardiólogo, no sabía si de adultos o de niños inicialmente, pero al estudiar Medicina, me encanté con la pediatría. Nunca me imaginé en otra cosa … siempre cardiólogo

¿Qué es lo que más le gusta de la relación con los pacientes?

¡Todo! Me gusta poder mirar a los niños a los ojos, alegrarlos, motivarlos en momentos duros y ser capaz de llegar a los padres de la manera más clara, transparente y humana posible.

¿Cuál ha sido el momento más duro en su carrera?

Tener que dejar partir a un niño a pesar de haber hecho todo lo posible e intentar contener o empatizar con el dolor de su familia… por lejos estos han sido, para mí, los momentos más duros que como pediatra he tenido que vivir.

Durante la pandemia, ¿cuál ha sido momento más desafiante?

Mantener la fuerza, motivación y optimismo para seguir funcionando bien en mi equipo, cuando todo era incierto.

¿Cuál ha sido la experiencia profesional más trascendental que recuerda?

Trascendental y con sentimientos encontrados… el haber obtenido un cupo en la Universidad Católica para comenzar mis sueños de niño y saber que para realizar esto, tenía que dejar mi hogar, a 800 km de distancia y 12 horas en bus. Creo que ese inicio fue lo más trascendental.

¿Qué rasgo de su personalidad destacaría?

Alegría, empatía y empuje son características que las traigo desde mi hogar, de mis padres … entregar siempre el máximo posible.

¿A qué lugar especial o favorito volvería sí o sí?

A Escocia… un lugar hermoso, mágico.

Si se le concediera el deseo de implementar una estrategia en su área, ¿cuál sería?

Implementar la Rehabilitación de enfermos crónicos. Existe una necesidad tanto nacional como mundial de rehabilitar a pacientes con patologías crónicas, poder sacar la mejor versión de estos niños que tienen una enfermedad que constantemente afecta su cuerpo y calidad de vida. Mi sueño es crear un centro de rehabilitación para todo tipo de paciente crónico donde puedan acceder a una atención oportuna y de calidad. Donde logren ser la mejor versión de ellos mismos.

¿Tiene algún desafío laboral pendiente?

Impulsar junto a mi equipo la rehabilitación de pacientes pediátricos con cardiopatías congénitas y mejorar su calidad de vida. Lograr que puedan jugar, ejercitarse y disfrutar de la vida tal como lo hace un niño sin patologías.

¿Cuénteme si tiene algún pasatiempo?

Toco la gaita escocesa, es una tremenda experiencia.

¿Cuál es su mayor triunfo?

Haber formado la hermosa familia que tengo, gracias o en conjunto con mi hermosa esposa. Sin ella nada sería como lo es o no sería tan perfecto como lo soñé alguna vez.

GALERIA FOTOGRÁFICA

Comparte

Compartir Compartir Compartir

UBICACIONES

Mapa2