Rescate ambulancia

Importancia del buen dormir para un mejor desempeño en escolares

17/03/2021

Comparte
este contenido

Compartir Compartir Compartir

Tener un buen descanso traerá muchos beneficios, bienestar y desarrollo personal, asimismo influirá mejorando el rendimiento escolar en los jóvenes y niños.

Diversos estudios concluyen que entre más sean las horas de sueño, mejor será el rendimiento de los estudiantes, algo que también puede ser útil para personas que se encuentran retomando su trabajo.

Mientras dormimos el cerebro potencia su funcionamiento diurno y cuando estamos durmiendo, “el cerebro a limpia las sustancias tóxicas que se han ido generando durante el día, pero también decide qué conexiones neuronales, también llamada sinapsis, va a decidir mantener y cuáles mejor borrar”, explica la Dra. Fernanda Gómez, neuróloga del equipo del Centro del Sueño.

Esto, permitirá que el cerebro funcione de una manera mucho más eficiente y así los escolares podrán estar más concentrados y potenciar la consolidación de la memoria para favorecer el aprendizaje. “Está demostrado que dormir bien nos ayuda a resolver problemas, porque es mientras dormimos que se manejan y procesan las emociones, lo que permite que nuestros niños funcionen mejor desde lo académico, pero también desde lo emocional”, agrega la especialista.

Este 19 de marzo, se conmemora el “Día Mundial de Sueño” en donde su slogan para este año hace el llamado a tener un “sueño reparador, futuro saludable”. En base a esto, te dejamos algunos consejos para dormir mejor:

  • Horario regular para dormir y despertar.
  • Evita dormir siesta y en el caso que tengas el hábito de tomarlas, que no excedan los 45 minutos de duración. 
  • Evita la ingesta de alcohol y tabaco en horas previas al sueño.
  • Evita la cafeína 6 horas antes de la hora de dormir, esto incluye café, té y bebidas cola, además de chocolate.
  • Evita alimentos pesados, condimentados o muy azucarados 4 horas antes de dormir. Una colación liviana antes de acostarse es aceptable. 
  • Practica ejercicio regularmente, pero no en las horas previas a dormir.
  • Utiliza sábanas y cobertores que te sean cómodos.
  • Duerme en una habitación acondicionada para dormir, con buena temperatura ambiental y ventilación.
  • Elimina ruido exterior y luces artificiales de tu entorno para dormir.
  • Reserva el dormitorio para el sueño y la actividad sexual. No la utilices como lugar de trabajo o recreación. 

Comparte

Compartir Compartir Compartir

Síguenos en nuestra cuenta de Instagram ucchristus

SÍGUENOS

UBICACIONES

Mapa2