Rescate ambulancia

Contagio de virus respiratorios aumenta por mayor movilidad ante baja de COVID

01/09/2021

Comparte
este contenido

Compartir Compartir Compartir

En la actualidad, el COVID a dado paso al virus respiratorio sicicial (VRS), como el predominante en pacientes hospitalizados en las UCI pediátricas de clínicas y hospitales, las que están llenas de niños principalmente lactantes, los más afectados por este virus.

A diferencia del año pasado, cuando en el invierno prácticamente no circuló ningún virus respiratorio, en las últimas semanas la situación cambió y junto con el VRS, ha aumentado la circulación de adenovirus, para influenza, rinovirus y otros patógenos que antes de la pandemia, eran considerados los típicos de invierno.

Según el último informe del Laboratorio de Infectología y Virología Molecular del Centro de Investigaciones Médicas de la Escuela de Medicina UC, la circulación de los virus tradicionales continúa aumentando progresivamente, observándose un aumento significativo en la circulación de VRS, que casi iguala el número de SARS-CoV-2. El mismo panorama muestra el último Informe de Circulación de Virus Respiratorios que realiza el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), en la semana epidemiológica N* 33 se analizaron 822 casos para virus respiratorios y de estas muestras, el 14,8 % fueron positivas en su mayoría para virus sincicial (89,4 %), seguidas por adenovirus (4,9%) y parainfluenza (4,9%). Así, en total durante toda la temporada los virus que más se han detectado son el VRS (70%), adenovirus (19%), parainfluenza (9%) y metapneumovirus (2%), afectando sobre todo a los menores de un año de edad., muestra un panorama similar.

La Dra. Cecilia Perret, infectóloga pediatra de UC CHRISTUS y académica de la Escuela de Medicina UC, explica que hace seis o cuatro semanas comenzó a aparecer de a poco el VRS ya, en las últimas tres semanas han visto un incremento importante y significativo.

“Estamos en un brote, en ascenso y no sabemos cómo se siga comportando, si seguirá subiendo o se mantendrá, pero probablemente no sea de la misma magnitud que teníamos con VRS antes de la pandemia”, afirma.

Ello, explica la especialista, tiene relación con que este año el confinamiento ha sido menor que en 2020, cuando tuvimos muchos periodos de cuarentena, colegios y jardines cerrados, los que el VRS y la influenza son un punto importante de transmisión. En los años anteriores a la pandemia lo habitual era que el VRS comenzara a circular en mayo, teniendo su peak en julio. Cuando comenzaba a bajar su presencia, aparecía entonces, el virus influenza. “En una situación de invierno normal, sin pandemia, a fines de agosto ya no estaríamos con virus sincicial. Ha coincidido con la apertura y la movilidad de las personas”, dice la Dra. Perret.

Si tiene síntomas, consulte

Lamentablemente y sobre todo cuando se trata de niños pequeños, es muy difícil saber desde el punto de vista clínico si los síntomas que presenta el menor corresponden a Covid-19 o a otro patógeno respiratorio presente en el ambiente.

“Clínicamente, no hay nada que permita descartar si es uno u otro virus. En los lactantes pequeños es un poco más fácil identificar, porque el VRS se manifiesta con compromiso de bronquios y obstrucción bronquial, mientras que el virus Sars-Co V2, no produce tanto compromiso bronquial. En la actual situación epidemiológica, es importante que los adultos y niños que tienen síntomas respiratorios puedan descartar. Es la única forma que, en este momento, podemos saber qué ocurre. Se nos podrían estar pasando casos Covid sin detectar”, aconseja la especialista.

Comparte

Compartir Compartir Compartir

UBICACIONES

Mapa2