Rescate ambulancia

Conociendo a: Dra. Magdalena Vera, médico intensivista UCI Hospital Clínico

22/09/2022

Comparte
este contenido

Compartir Compartir Compartir

Una persona perseverante, dedicada a la medicina, la docencia y su familia, son los pilares que destacan en la vida de la doctora Vera. Un emotivo recorrido por su infancia en el sur, sus pasatiempos con sus hijos y su pasión por la ciencia.

La doctora Vera, más conocida como Magda por sus cercanos, estudió medicina en Concepción, y luego hizo su especialidad en anestesiología y medicina intensiva; éste último en la Universidad Católica de Santiago. Actualmente, trabaja en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Clínico y también se desempeña como subdirectora de Postgrado de la Facultad de Medicina.

Está casada hace 17 años, con quien fue su compañero de pregrado y de los voluntariados al inicio de sus vidas como médicos. Tiene 2 hijos, de 3 y 6 años, con quienes sigue creciendo como persona cada día, ya que “es súper difícil compatibilizar la medicina, el trabajo, con la maternidad. Todo mi esfuerzo es para que ellos tengan una vida feliz y sientan el amor de familia. Mi tiempo libre siempre lo dedico a ellos y entregarles todo el valor que yo tuve cuando pequeña”, expresa.

Una infancia cerca de la naturaleza del sur

La Dra. Magdalena Vera, nació en Arauco, en la octava región, donde estudió toda su colegiatura. Es la mayor de tres hermanas, con quienes es muy cercana, con un vínculo que continúa hasta el día de hoy, a pesar de la distancia. “Cuando pequeñas teníamos una pieza común y duró hasta la adolescencia, cada una con sus cosas y sus espacios. Aunque al ir creciendo comenzaron los roces normales de hermanas, siempre he destacado la complicidad y el apoyo que nos damos. Nuestra unión sigue siendo el mismo hasta ahora, dejamos de hablar una semana, pero cuando lo volvemos hacer es como si no hubiera pasado el tiempo, siempre hay algo que contar”, relata.

Vivió toda su infancia en el sur, “un pueblo pequeño en el que todo el mundo se conoce; una gran ventaja”. Destaca que haber nacido en un lugar así le entregó mucha tranquilidad y seguridad, además de poder disfrutar de la naturaleza gracias a la gran cantidad de lugares entretenidos que experimentó como el campo, lago, mar y río. “Siempre disfrutábamos de las casas de los abuelos, algo que nunca se olvida, los juegos, la cercanía con la vegetación y los animales. Yo viví algo que en mis hijos va a ser muy difícil de entender, por ejemplo, cómo se generan los alimentos, la cosecha y el cuidar los animales”, agrega la doctora.

Conociendo el lado b de la Dra. Vera

¿Cuáles son los rasgos de su personalidad?

La perseverancia, siempre me doy segundas oportunidades. No soy mucho de tener objetivos en la vida, soy de la idea que la vida te va haciendo el propio camino. Tenemos que ser perseverantes en las cosas que a uno le gusta y donde se sienta cómoda, luego las cosas van llegando solas.

¿Cuál es su pasatiempo favorito?

Pasar tiempo con la familia. Yo me adecuo a los niños para tratar de ayudarlos y guiarlos en su crecimiento. Por lo mismo, tratamos como padres tener actividad física y una alimentación consciente. Trato de darles a ellos eso que yo recibí cuando chica. Por lo que descubrí y experimenté tener una huerta en la casa y, así, pasar más tiempo con ellos. Disfrutan tanto como nosotros. Ya tenemos dos cosechas desde que iniciamos esta aventura. Es una instancia para estar más cerca de ellos y enseñarles lo bueno de conectar con la naturaleza.

La medicina, su gran pasión

¿Por qué eligió la especialidad de médico intensivista?

Siempre me gustaron los procedimientos más que la conexión directa con los pacientes. Yo soy anestesióloga y luego hice esta especialidad, instancia en el que se toman grandes decisiones en relación con las personas y sus casos, se estudia, se decide, pero sin duda un área que te deja mucho aprendizaje sobre cuán importante es la vida.

¿Qué destaca del trabajar en la UCI?

No siempre hay éxitos, a veces debemos dejar partir a las personas. Es ahí, la importancia del manejo multidisciplinario con el equipo para tomar decisiones en relación con la situación de un paciente. Yo puedo tener una visión super sesgada, pero el tener la relación con el paramédico o enfermeros, ellos me pueden entregar la información directa de cómo está la persona, cuál es su estado, lo que necesita, y luego de eso tomar decisiones. He obtenido mucho aprendizaje del trabajo en equipo, sobre todo en pandemia.

¿Cuáles han sido sus aprendizajes de trabajar en aquella área?

Sin duda, creo que el dejar partir a un paciente. Me ha pasado que los TENS la tienen más clara que una, cuando me han dicho ‘doctora, ya no hay más que hacer, lo tenemos que dejar’, a pesar de hacer lo posible por salvarlo. Muchas veces es doloroso, sobre todo por la familia, me pongo en el lugar de ellos, pero hay que tener una conversación franca, porque hay situaciones que no se pueden controlar. 

GALERIA FOTOGRÁFICA

Comparte

Compartir Compartir Compartir

Síguenos en nuestra cuenta de Instagram ucchristus

SÍGUENOS

UBICACIONES

Mapa2