Rescate ambulancia

Beneficios de kinesioterapia en mujeres embarazadas

21/11/2022

Comparte
este contenido

Compartir Compartir Compartir

Una rutina que incluya 150 minutos semanales de ejercicio 3 veces por semana, incluyendo ejercicios de tipo aeróbico, fortalecimiento de tipo funcional, flexibilidad, además de ejercicios de piso pélvico supervisado, ayudan a tener una equilibrada salud física y mental durante la gestación, además de mejorar la recuperación post parto.

kine_emabaraza

Realizar ejercicio aeróbico y fortalecimiento desde una mirada funcional, serían recomendables para cursar un buen embarazo y mejorar la recuperación post parto de la madre. El ejercicio, siempre y cuando sea autorizado por el médico y sea realizado de forma progresiva y supervisada ayuda a tener un mayor bienestar, una mejor experiencia de embarazo y permite recuperarse en un menor plazo tras el parto.

En aquellos embarazos en que no existen riesgos y sea autorizado por el médico, el ejercicio es un excelente complemento para mantener la salud física y mental, con un doble beneficio para la madre y el bebé.

Lo que se recomienda

  • Realizar ejercicio aeróbico de intensidad moderada alcanzando 150 minutos semanales, tres veces a la semana como mínimo para lograr beneficios en salud y reducir complicaciones durante el embarazo.
  • Para obtener mayores beneficios se sugiere además incorporar ejercicios de fortalecimiento de tipo funcional y ejercicios de flexibilidad.
  • Es importante realizar ejercicios de la musculatura del piso pélvico de forma regular, lo que contribuye a reducir el riesgo de disfunciones perineales posteriores al embarazo como la incontinencia urinaria.
  • Para este último, el acompañamiento es recomendable con un kinesiólogo especialista, dado que posee los conocimientos para una debida evaluación, dosificación y progresión del ejercicio a medida que progresa el embarazo

Es ideal, que una mujer embarazada combine ejercicios aeróbicos y de fuerza, pero de intensidad moderada. Iniciar el ejercicio con un calentamiento y finalizar con una vuelta a la calma de aproximadamente 10 a15 minutos de duración. Asimismo, su rutina debe incorporar ejercicios de flexibilidad de manera controlada. Los ejercicios de fuerza deben enfocarse siempre a lo funcional, ayudando de este modo a prevenir desbalances musculares que son propios del embarazo. 

Icono

Escucha nuestra Playlist de Spotify
pensada para ti.

Icono

Comparte

Compartir Compartir Compartir

Síguenos en nuestra cuenta de Instagram ucchristus

SÍGUENOS

UBICACIONES

Mapa2